Blog

Negocios en América Latina: visión, liderazgo, inteligencia y prevención de riesgos

Hacer negocios en el mundo de hoy se está convirtiendo en un verdadero deporte de riesgo.  La volatilidad y agitación del mundo político, económico y social hace que las premisas sobre las que hemos estado trabajando en los últimos años salten por los aires. Hoy las empresas e incluso las instituciones, tiene que aprender a convivir con el riesgo y la hipervulnerabilidad. Algo nada fácil para lo que requiere reconstruir culturalmente muchas de nuestras organizaciones, ancladas en métodos de gestión más propios del siglo pasado que para el momento actual.Calm vs Panic signs with blurred beach background

El mundo de los negocios es especialmente sensible a esta nueva realidad. Ningún éxito del pasado o incluso del presente garantiza ya ningún éxito futuro. Hay que desplegar una nueva serie de capacidades de inteligencia y comprensión de los diferentes escenarios a los que nos podemos enfrentar a corto y medio plazo, diseñando organizaciones mucho más resilientes, esto es, capaces de ser flexibles para adaptarse a un entorno cambiante y gestionar riesgos y crisis operacionales y/o reputacionales.

En un reciente informe del Foro Económico Mundial en asociación con la empresa aseguradora Zurich: Riesgos Regionales para Hacer Negocios 2018apunta algunos elementos de interés para la reflexión para las empresas que quieren desarrollar de forma exitosa sus negocios en América Latina:

1. Tener el conjunto adecuado de habilidades de liderazgo, talento y capacidades locales, con la mentalidad y la actitud correctas. Las empresas no pueden conectarse y reproducir las formas globales de hacer las cosas. Lo Global debe comprender a lo Local, y para eso es necesario contar con las personas adecuadas en cada mercado…..y empoderarlas. Sin un buen liderazgo que conozca y comprenda las claves locales de los diferentes mercados, manteniendo y una visión global, las empresas estarán abocadas al estrés permanente cuando no a crisis permanentes.

2. Comprender que las inversiones deben considerarse con una visión a largo plazo. En el mundo fast del reporting financiero semestral o incluso trimestral de las compañías, los resultados rápidos so una exigencia. Operar en mercados complejos y volátiles requiere paciencia y perserverancia para construir la ansiada sostenibilidad. Para ello en algunos casos hay que construir (o reconstruir) el conjunto de capacidades necesarias para operar en los diferentes mercados, y luego apostar por crecimiento, orgánica o inorgánica, dependiendo de la velocidad definida por las compañías. Querer correr sin tener el talento o las capacidades necesarias puede traer sorpresas desagradables.

3. En este nuevo deporte de riesgo que son los negocios, es recomendable combinar la experiencia, el conocimiento y la estructura global con la experiencia práctica local, en particular sobre la gestión de la incertidumbre y la volatilidad. Lo Global y lo Local necesitan trabajar juntos de manera colaborativa, profesional y respetuosa. De poco sirven las estructuras verticales en el que el papel lo aguanta todo. hay que desplegar una trabajo de inteligencia colaborativa para poder tener el pulso del mercado y anticipar posibles escenarios.

Así pues, América Latina hace bueno aquel viejo dicho que reza “hablamos la misma lengua, pero no hablamos el mismo idioma de negocios”. Hacer negocios hoy en América Latina requiere visión, liderazgo e inteligencia. Muchas organizaciones dan por descontado que la tienen, pero poco han invertido en actualizar su talento, sus procesos, la prevención de riesgos y la anticipación de escenarios desplegando una verdadera inteligencia colaborativa en el seno de la organización. América Latina tiene potencial, pero no es un territorio sencillo para los negocios.

 

Compartir 🙂Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *